• info.algete@grupo-jarama.com

Blog

Inicio / Blog

160641_panelsolar.jpg

¿Salen a cuento las placas solares?


15/04/2021
0


Hoy en día es difícil pasar un día sin recibir alguna noticia o ver algún anuncio sobre energías renovables, la llegada del vehículo eléctrico, instalación de placas solares para el autoconsumo, pero ¿es económicamente viable para la mayoría de la población?

La realidad es que los precios de algunas de estas alternativas verdes siguen fuera del alcance de la gran mayoría de los bolsillos, como puede ser el caso de los coches eléctricos, pero también es cierto que, en el caso de la instalación de placas solares, el panorama parece un poco mejor, puesto que gobiernos como el nuestro, han puesto en marcha subvenciones para hacer la energía solar más accesible, han eliminado normativas que penaban su uso (el famoso impuesto al sol) e incluso hay ayuntamientos que realizan bonificaciones como la reducción de pago de impuestos a los que instalan placas solares.

Teniendo esto en mente, hay que saber qué necesitas para tener una instalación solar: estructura, placas fotovoltaicas, inversor, gestor de energía, regulador de carga, contador inteligente bidireccional y batería (si no se va a volcar el excedente a la red), a lo que hay que sumar el coste de los trámites y permisos.

La calidad de los paneles también influye en la inversión inicial. Puede que nos tienten algunas ofertas en paneles chinos, pero en este tipo de instalaciones, lo barato sale caro, puesto que es importante que los paneles elegidos tengan una larga vida útil para que salga a cuenta su adquisición.

Así, las placas solares monocristalinas son más eficientes, con un precio más elevado, y las placas solares policristalinas son menos eficientes y más baratas. Lo ideal es hacerse con las primeras, pero también existen modelos híbridos con lo mejor de cada una a un precio intermedio y con una garantía que puede llegar a los 25 años.

Una vez elegidos nuestros componentes, es el momento de pensar en la factura de la luz, puesto que hay algunos conceptos que no disminuirán su coste aunque instalemos placas solares, como la potencia contratada y el alquiler de equipos. Para saber si nos sale a cuenta el cambio, tenemos que fijarnos en la energía consumida, ya que el impuesto de la electricidad se calcula a partir de la potencia contratada y la energía consumida. Es ahí donde notaremos la bajada.

A continuación, para saber cuánta energía solar necesitamos y que nos salga económico, tenemos que conocer nuestra media de consumo real mensual o anual y realizar una instalación fotovoltaica que cubra el 70 u 80% de esa media de consumo. Asimismo, con el cálculo de consumo anual conoceremos cuánto tardaremos en amortizar la instalación.

Una vez realizados todos los cálculos, que son la verdadera clave, podemos decir que, hoy en día, gracias a las subvenciones y las bonificaciones de las que disponemos, una instalación de placas solares sale rentable, especialmente en viviendas unifamiliares y en fincas en las que todos los vecinos estén de acuerdo, puesto que cuanto más grande sea la instalación, más bonificaciones se recibirán.

Si estás interesado en ellas y quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te atenderemos gustosamente.

0 Comentarios


Deja un comentario