• info.algete@grupo-jarama.com

Blog

Inicio / Blog

150149_calefff.jpg

Aprende a elegir el mejor sistema de calefacción para tu casa


25/11/2021
0


Ya tenemos la primera y anticipada ola de frío, que viene para asegurarnos que el invierno ya está a la vuelta de la esquina. Estamos de lleno, en uno de los mejores momentos del año para renovar nuestro sistema de calefacción o de instalar uno nuevo si no lo tenemos.

En esta entrada te contamos las ventajas e inconvenientes de los más populares para que elijas el que mejor se adapta a tus necesidades.

Eso sí, antes de decidirte, deberás tener en cuenta los siguientes puntos: el tamaño del hogar, su orientación, el uso que le damos a la vivienda, la climatología de la zona, el precio de las diferentes energías, la dificultad de instalación, el mantenimiento y la sostenibilidad.

-Calefacción con aire acondicionado.

Entre sus ventajas destaca su elevada eficiencia energética en los que tienen sistema invertir. Son perfectos para zonas de costa o interior con temperaturas suaves. Su instalación es sencilla y también proporcionan refrigeración durante el verano. Su mantenimiento es mínimo.

Como inconvenientes, hay que destacar que el aire generado es muy seco, no es eficiente en climas muy fríos y es difícil propagar el calor por la casa.

-Radiadores + caldera de gas

Este sistema consigue calentar toda la casa por igual, no reseca el ambiente, es perfecto en hogares grandes y se recomienda en climas muy fríos al mantener bien el calor.

Por otra parte, requiere de revisiones periódicas de la empresa instaladora, una limpieza anual y, si se vive lejos de grandes ciudades, el suministro de gas puede no llegar a tu zona.

-Calderas de gasoil.

Si no llega el suministro de gas, sin la alternativa. Funcionan con gasóleo y se pueden usar para la calefacción y el agua caliente sanitaria.

Con ellas no se depende del suministro del gas, proporcionan un gran rendimiento, calentando a toda velocidad tanto el agua como el espacio a calentar; su mantenimiento es menor y más económico que las de gas. También es un sistema más duradero y su eficiencia alcanza el 98%

En cuanto a sus desventajas, hay que destacar que el precio de gasoil es elevado, además, este debe ser comprado, transportado y almacenado en casa y contaminan más que las calderas de gas.

-Calderas eléctricas con radiadores o suelo radiante.

Estas calderas evitan cualquier riesgo de fuga de gas, aumentado la seguridad y calientan tanto las estancias como el agua de uso sanitario.

Como ventajas, esta calefacción se puede instalar en cualquier hogar, su instalación es sencilla y no necesita espacio dedicado a la caldera y su mantenimiento es escaso.

Eso sí, consume más que las calderas de gas.

Es el complemento perfecto para casas sin suministro de gas natural que usen poco la calefacción.

-Estufas de leña y pellets (biomasa)

Esta calefacción es ideal si no llega el suministro de gas natural ya que tienen un gran poder calorífico y a penas generan residuos. Eso sí, necesita de una compra continua de leña o pellets y espacio para almacenarlos.

Entre sus ventajas, encontramos que es más ecológica que los combustibles fósiles, con una emisión de humos muy baja. Su rendimiento es muy elevado y algunas comunidades ofrecen ayudas para su adquisición y/o instalación.

En cuanto a sus inconvenientes, este sistema requiere de una limpieza semanal para evitar que la ceniza obstruya los conductos, su instalación necesita conexión con una salida de humos y el precio de estas calderas es superior al de otros sistemas.

Es un sistema recomendado para espacios pequeños o salas en concreto con un uso frecuente de la calefacción.

Como puedes ver, cada tipo tiene unas ventajas y unos inconvenientes, pero ahora tienes las herramientas necesarias para realizar una elección informada sobre los tipos y conociendo tus necesidades y uso diario de la calefacción.

0 Comentarios


Deja un comentario